Gracia
acaso el amor no es el silencio de un caballo
el azote de las manos en el muro
las flores helándose vírgenes
acaso no es todo lo que la noche no ve
y el día disfraza