La carta más larga del mundo – Parte 4
Hoy no tuve mucho tiempo de escribirte (¿ganas? ¿qué es eso mi querido tibio?)
Estuve jugando dominó todo el día con las vecinas y viendo las noticias
Que barbaridad más oscura nuestro país
Cómo pasan los presidentes y la gente por estas calles!!!
Al dominó gané
Y cómo disfruté ver la cara parroquiana vencida por mis manos!!!
Entonces sugerencias gratuitas:
B´Dum
B´Dum
Te hace falta escuchar mas Punk
o visitar la lotería más cercana
Besos y más besos mi aceituna blues-será


La carta más larga del mundo – Parte 4
¿Es realmente para discutir el tema de la libertad?
No te voy a hacer caso, sé que no vas a quedarte
el tiempo suficiente viendo esos aparatos de tortura.
Vuelve querido, así nos peleamos como siempre por nada.
Ayer tres perros mataron a un joven en la plaza de los Santos Salmones.
Dicen que se lo tenía merecido por interrumpir el baño de los perros.
Hoy los perros están prófugos (supongo que sin escrúpulos).
Bien por ellos.
¿Cuántos años tienes ya? (the answer my friend…)
O acaso ya no cumples años… como las vedettes y el arte contemporáneo. 
Por Silas: Happy Birthday, Sucker. La sopa se está enfriando, etcétera.


La carta más larga del mundo – Parte 3
Alones y Huacales, mi divino espeso!!!
Ya fui al registro civil para conseguir tu acta de nacimiento. Te voy anticipando que la hora del parto fue 9:30 de la mañana, en el hospital de los Portugueses (todavía recuerdo con asombro la factura que me pasaron esos carniceros).
¿En serio necesitas una carta astral? ¿Y cuándo vas a escribirme más de cinco líneas coherentes? ¿Estás seguro que eso solucionará todos tus problemas? ¿Qué astro querría sobornar a un curandero para ahorrarte dinero? Por favor, busca ayuda profesional.
Come on, come on, come on, come on
Please, please me, woah yeah…
Dentro del registro civil encontré a tu vieja amiga Cachivache Smith; iba toda maquillada como un Mondrian a estrenar y estaba coqueteando con un sargento.
Según me dijo, estaba allí para tramitar su cambio de nombre: de Cachivache quiere pasar a llamarse Cachavacha. Hazme el favor!!! Yo le iba a decir que sería más ocurrente que se lo cambie al de Catt Ann Bach Smith, pero ya sabes… (as Toto Lorenzo said: avivar a un gil…)
Come on, come on, come on, come on
Please, please me, woah yeah…
Bueno, bueno… te dejo porque ya comienza mi novela, “Olivones y Misterios de los Ricos” (Mauricio está a punto de descubrir que Juan Ignacio no es hijo suyo. Lo presintió desde el día que vio al idiota caerse del caballo en pleno partido de polo).
Hazme otro favor con la televisión!!!
Abrazos y Mercedes a discreción.


La carta más larga del mundo – Parte 2
Hoy volví a ver televisioncita (cuánto muchachito encantador, estudiante de filosofía, opina ahora sobre deportes!!! Así… no estamos), volví a afiliarme al partidito, volví a perder las llaves de la camioneta, volví a masturbarme (un poquitito más fuerte), volví a los policiales negros (me masturbé con John Connolly) y volví a pensar en vos y en tu boquita juniors.
A Peroncito le cerraron la tienda y ahora no sé donde voy a hacer las compras. En la tiendita Kosher no me venden porque dicen que soy demasiado amiga del negro ése.
Por favor!!! Cuánta insensatez de clase medianita!!!
Si no hay nadie que sea más judía que yo en este barrio (complejito habitacional tengo).
O, acaso y ocaso, no están todos enterados ya que Doña Sarita les mira las piernitas a los bolivianos que pasan por la mañana hacia la fábrica.
Pobre Peroncito, dice que quiere volverse a Brixton o ubicarse en algún barrio con mayor tolerancia racial (Peroncito es fanático de Connolly, es un loco el irlandés ése!!! Su personaje principal se llama Charlie Parker, es blanco, alcohólico, resuelve los casos con el fantasma de su hija muerta y vive en los bosques de Maine; deberías leer todas sus novelas).
Releo todo lo escrito hasta ahora y debo aclararte:
Los diminutivos son “Mex Style”. ¿No viste que ahora todo es mexicano?
Por el desorden de ideas y sucesos te pido una disculpa, pero imaginate si esta carta cae en manos enemigas… It´no more a Cohen Cohen World.


La carta más larga del mundo – Parte 1
Holas y maldiciones cachorrito
Seguramente sigues en ese burdel anfetamínico
lleno de stetsons y con esos socotrocos de pelo largo
Me estuve informando y me enteré que los accidentes
también pueden ocurrir en la intimidad
o sea dentro de los departamentos y supermercados
Así que ya abandona esa enfermedad y sal a pasear un rato
Los amigos de los abuelos se mueren y ellos están muy deprimidos
¿Qué hacemos?
Aunque supongo que es mejor preguntarme qué hago yo sola
No creo verte en mucho tiempo así que también te pregunto
¿Qué hago con ese stoned cat rubio que te busca por las noches?
Besitos y paraguas para la cola
Drag Optional