Futuriana (tercera versión)

De aquellas horas inocentes frente a los tinteros
Es la curiosidad de las cartas por sus destinos
Pureza deseada por las embajadas rápidas
(Y es tu estatura más arcana que los perros
Cuando no quedan pistas ni cálices)

No veo dientes futuros en mis manos
Huyendo con la ropa apretada
Comienza el tiempo de los bailes desnudos
Mientras los callejones brillan tercos
Y ni siquiera tienen luz


Leonardo, la guerra, etc.

Representa una gran catapulta.
Perfil de hombre con sombrero cónico,
también arrastrado por caballos.

Gran catapulta de cuchara y de honda
que lanza dos piedras simultáneamente.

Otros dibujos aparecen mutilados,
se distingue un dibujo de mujer visto de lado.

Puede generarse un confusión momentánea.

Pocos dibujos decorativos
y dos partes de un compás.
Papeles amarillentos.

La palabra orilogios puede dar indicaciones
sobre el tipo de máquina que se presenta.
Parte de una ingeniería de difícil interpretación.
A la izquierda una figura de un hombre con alas
(en el futuro Franz Reichelt).

Si la tierra fuera el centro del mundo…
El etcétera quería probablemente anular el discurso.

A pluma una máquina de guerra.
El brazo derecho hacia el enemigo o la víctima,
mientras que el izquierdo, flexionado, mantiene el escudo en alto.

La última letra de fortuna no está completa (en el futuro nosotros).
Una operación aritmética: 300 X 25 = 7500.

Máquina para el movimiento perpetuo.
Contiene el inicio de una carta para su padre:
Padre carissimo, a l´ultimo del passato ebbi la lettera mi scrivesti,
La quale in brevi spazio mi dette piacere e tristizia.

Dibujo de olas marinas con espuma.
Una anotación sobre los sonidos dentro del agua.

Más anotaciones sobre el vuelo de los pájaros,
artillería con cañones múltiples.


La otra forma de beber y dormir

Ginebra y ballenas en directo
Cientos de años en televisión

Me sacudo los vidrios rotos
Y pido tiempo para pensar en el espacio exterior

Cuando se mueven los grises y los blancos
Todo el alcohol del mar me pertenece

En un tropiezo de la fe
Nace el sonido perfecto

Coral


Uñas de verano
La parte de las noticias (interiores).
La parte del crimen (pitonisa).
La parte de los testigos (prosas en tercera persona).
La parte de las pistas (pequeñísimos).
La parte del diario del asesino (décimas minúsculas).


Otras oscilaciones
Las ranas saltan a nuestras manos
deseando que el agua deje de gritar.
Los muebles caen sin permiso
como si fuéramos un mundo viejo.
El sol proyecta la sombra helada
de un perro entre las plantas.
Utilizamos el acento del miedo
para detener la maldición
del pez de los malos augurios.