Haikus detrás de la patada

I
Claveles rojos
Rojo kabuki
Que me guarda la razón

II
Ostra del Nilo
No tengo paciencia
Para tu silencio

III
Crece el maíz
Brilla
Lo cosechas

IV
Tierra bruta
Ya no sé
Lo que puedes convidar


Canté discreto y torero (no sin cierta razón)

Si tuviera ruedas sería una bicicleta,
como si eso te convirtiera en un genio o un sapo.

Un mirlo blanco
es un ángel y un rubí.
Nadie es profeta en su tierra, pero hay más tierras…

Se rezonga por todo,
brindando con cien mil caballitos de tequila
y riendo a carcajadas.

¡Tratemos de no hablar como si fuéramos completos idiotas!


Díptico innecesario de refugios

I
Temblando de cara a la luna
quiero agarrar tu mano.

Las nubes son mentiras.

II
Una cuerda negra dentro de la cabeza
mantiene las supersticiones atadas.

¿Para qué necesitamos fotografías de nuestros muertos?


Goya loco a cal viva

Los ojos acerados
La respiración quieta,
La majas aguadas y su voluntad
De combatir las arenas,
El soplido de los caballos
Girando sobre el polvo,
Los frailes decepcionados
En sus encierros de bordes negros,
El trazo amaestrado
Que se desprende de los caprichos,
La fantasía del tiempo plegada sobre la casa