Verano  
Vivimos en un pozo, gritaban las vecinas, y los pájaros les creían porque sabían cuánto tenían que descender para encontrar alimento. Vivimos en un pozo, resoplaban, y cuando llegaba el verano no tenían la ropa adecuada para bañarse en el río y cortaban con torpeza los últimos pantalones a la altura de las rodillas. Vivimos en un pozo, repetían a toda hora las radios de los barrios pobres, y no dejaban dormir la siesta.

Por favor, deje su mensaje

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .