Insolación
El palmar sobre la tinta silbando,
lejos de la maldición bajo el alcohol.
Una vez una playa solitaria.

Y burlando la pluma un malecón despintado,
dos brazos anónimos sobre el mar.

¡Tengo un barco! ¡Los demás no tienen nada!,
grita el marinero loco de ron y sal.

Por favor, deje su mensaje

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .