Cuellos de familia
Cuatro camas frías
quizá formen una improvisación fría.
Cuerpos y conjuntos en la indiferencia
que son matemáticas y verbos de hielo celeste.
Deseo agrio, natural.

El pasado es un tiempo muy pequeño
para volverse poema y presagio,
pero atrae una antigua misión:
alzar la hora de la rota verdad
y abandonar la primavera.

Por favor, deje su mensaje

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .