Ojos en la violencia
Lames una rana,
matas una sombra,
cortas una mano.

Pero no puedes ver
las porciones de sueños
que se pierden
por la suspicacia de una flor.