Apariencia
La estancia quieta de la niebla me pertenece.
Ese aspecto, ese otro margen, quita mi sombra,
obliga mi derrame sobre el desvelo.

Pero no,
no lo hace contigo.