Tiradores
Cantan los hermanos siameses
odiándose en los espejos.
Perros grises con rostros de concreto
que admiran las almohadas de los oradores
y las propagandas exageradas.

Cuando solo las vacas paran de pastar y
los mares son apenas satélites
aparecen los oficios de las brújulas.
Duros e hipnotizados
confían en la primera persona ulcerada de la poesía.

Por favor, deje su mensaje

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .