Los heridos
I
Cuántos besos orgullosos
Puede darte un solitario
En lo invisible partido
Dentro de la hora púrpura del jacarandá
Que nunca fue tiempo

II
Cuando la ciudad obsequiada
Inmensa de luz herida
Rodeó nuestras bocas
Todo nos acechó como certezas
Como la muerte más serena de una suspicacia

III
Flotando nos fuimos cayendo
Como hombres bajo los hombres de la luna
Desacertados en la gula
Con los labios alejados de las palabras más próximas
Supimos poco de extrañar la lujuria

IV
Nuestra causa dejó de ser una casa
Y los cielos fueron invertidos por los grises
Los que supieron desaparecer a tiempo
Después fueron acertados
En miles de libros y hechizos

Por favor, deje su mensaje

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.