El pequeño arte de contestar
Los heridos
crujen bozales de músicas inversas
Es temprano
apenas comienzan
a comprender el agua

Los hartos
insultan los límites de las piedras
Ecuadores presentes justifican
y pestañean lo correcto
quizá un soneto a Dios o algunos odios