Mantén los ojos en el agujero
abanicos y anzuelos

de plantas de costado
y mañanas obesas reconozco

entrando en miles de sonrisas
en cuanta fatalidad aparezca
costa a costa razón a los fantasmas