Resolviendo un truco en la oscuridad
Noche en las horas que más temo.
Noche deshinchada de los géneros,
mordida por el insomnio;
sin abejas murmurando.

Noche provinciana en la que tres corazones duermen juntos
mientras me acecha la pretensión.
Inmóvil y cercado, olvido que tres corazones deberían alcanzar.