Marilyn Monroe explota un Neiman Marcus
Lo que asombra de aquellos inescrupulosos sin sed, que escriben como arroces poco soleados, alimentando el cinismo de críticos y poetas cristeros mientras consiguen despertar nuestro más frío tedio; es que viven para dilapidar sus botines de joyas falsas en cualquier cocktail gris de New York o Los Angeles, y terminan como hechizos con demasiada resaca deambulando las alcantarillas doradas; lejos del ritmo, del vértigo, de las ciudades realmente encendidas. Se creen dueños de nortes y ferrocarriles literarios solo porque un partido villano de compadres los lleva por un valle de reidores amables y limpios; todos igualmente prolijos y emplumados. Su humor es pretencioso y olvidadizo, nunca implacable, incluso para las palas de los enterradores oficiales; pero debería ser juzgado y pasado por armas de agua y origamis de cuero del Este más abandonado. Sus versos no soportan verdaderos trémolos ni iguanas pacientes contemplando la selva; inexplicablemente los murmullos de los ancestros le son ajenos a sus parietales encerados por los tiempos más acostumbrados y ajenos al ingenio. Todo lo que escriben estos supersticiosos enjaulados carece de médula y arquitectura, y, naturalmente, se vuelve preso de piojos escurridizos y masajes esquizofrénicos, de clichés aclimatados a los vientos más dulces y salpicones de aves que nunca volaron o le robaron un gusano a nadie. ¿Cuándo entenderán que la burla y la congoja son inimitables pararrayos? ¿Cuándo abandonarán sus confidencias de mal gusto y sus cuentos llenos de monjes que se bañan con cocodrilos; sus magros infortunios políticos y las fantasmales declaraciones de amor cautivas de una miel vieja? ¿Cuándo reconocerán que su ayuda no vale siquiera la mesa de luz en la que los incautos fascinados apoyan sus libros mientras duermen? ¿Cuándo rebelarán, en definitiva, todo lo inciertos y opacos que realmente son en privado y esconden, torpemente como niños borrachos, en una conversación o un libro cualquiera?

Por favor, deje su mensaje

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.