Cinco despedidas
Adiós adiós
plomos y misterios
que sobornaron
las palabras ardorosas

Adiós adiós
beso esmaltado
ahora hay dos soledades
para visitar

Adiós adiós
piel terminada
con justas monedas y
falsa necesidad

Adiós adiós
toros de fuego
que giraron extasiados
la rueda

Adiós adiós
deslumbrante invasión
que abriste nuestro pecho y
quitaste las corazonadas