Capital (del tiempo de los ojos)
Se alzó, combustible.
Misterioso viraje
del lechoso amor materno.

Salgamos a comprar algo,
quizá el fin de la representación.