Recordé que… / Oh, excúseme que reviva

Lo que sucede entre nosotros
ha sucedido durante siglos
lo sabemos por la literatura
Adrienne Rich

Hace nueve siglos y muchos diablos atrás yo masticaba con vampiros,
címbalos que embarazaban barcazas de sirenas dispuestas a la ópera;
sabía que en los sueños del romántico nacen imprevistos que no se pueden frustrar.

Hacia dos siglos de preocupaciones yo crecía en un puerto lleno de fascinación;
hoy nada se parece a semejantes muelles y amarras con sus pescados resbaladizos.
Todo crece sin espuma, sin cuchillos entre las lenguas de los alegres y los vendedores.

Hacia otros siglos de látigos insospechados yo era un perfume siempre cálido,
un balance educado entre la euforia de los magiares y la frustración del esclavo;
que sin embargo se impregnó en tu cuello.

Hace unas horas y tres mariposas te soñé en una tierra desierta de hombres,
aparecías sonriente en la savia de las plantas y el habla,
escondiéndote entre el humo y las danzas de los caracoles al rojo vivo.

Por favor, deje su mensaje

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s