quema amistades   prestigios   universidades
una compulsión nos acecha

lee mis labios   sobrevivientes naturales
nada de leches   nada de rabia   nada de ángeles anunciadores

¡bienvenida es la inmersión fuera del océano!
direcciones fascinantes para los ventrículos

ese temblor de arribar embriagados y curiosos
sin la predicción inanimada de la tecnología

a medicina y paranoias   superstición
con aliento bravo de encantador

¡cómo nos cura saber que en otra parte ya amaneció!
¡qué triste enfermedad la abundancia de relojes y las cartas que no llegan!

en lunas monas   con corazonadas de fuego
descubrimos los escondrijos de las plantas

sin las vueltas de la gran ciudad llena de próceres
paseantes en decepción de cocaína abrazan bustos desenamorados

sirve mejor un té   sirve mejor un amor
sírvete

uno de tanto esmero y compasión
que piensas en matarlo como a un gentil

quema nudos   familias   lo que une la línea
¿acaso alguien se sonrojará?

antecedentes e inventos excusan una nueva sociedad
mejor traigamos lluvias y cábalas

uno debe amordazar la prudencia
ya vendrán todo tipo de suertes alocadas

juegos   ilusiones   venganzas
para alunar sin tanta vergüenza

de las madres ciegas ya sabemos todo
se quejan fumando sobre nuestros lomos

reinas siamesas que adoptan ira
y necesidades sin arte ni sobriedades

dogmas y porciones anfetamínicas
sufrimos en el vientre más de lo que recordamos

mirando con atención la caridad fuera de los templos
no somos más que simulacros

solo zapatos heredados
de amaneceres rumiantes   ¿polvo y práctica?

aproximación salvaje   ecos
al espacio y a las bombas soñadas

míranos desaparecer   justo instante del buddha
donde la niebla es guía para los perros y las provocaciones

a puras brújulas de sangre nos entregamos
escribe caballos   síntomas   lagrimeos

ya no quedan en la imaginación o en la ciencia
mentiras   sorpresas   olvidos

¿cómo no poder olvidar?
seguimos todos latigueados por la historia

imaginemos que sería del jaguar
si fuera tan estúpido de pensar lo que han visto sus ojos ayer

un anecdotario de jaulas sin música
¿quién conoce las pasiones de una invasión?

quema una rabia   una pregunta   una persecución
no olvides soplar las barbaridades de la noche

vuelve a los escrúpulos   a las taras
a las leyendas del río despreciado

a las muertes contadas como mínimas anécdotas
y a la infancia que es mejor perdonar

rugidos perpetuos   flashes   mecánica
de los fondos de los sótanos llegan

revelados de las más incrédulas
y maravillosas imágenes del sol

cuerdas restregándose contra los mástiles
en la búsqueda desesperada del bop

las sangres coaguladas del tiempo
como dogaresas sin canales para navegar

no adivinaremos tan rápido
el futuro que hoy calienta los antojos del perverso

jorobas   indecisiones   pasos que no parecen pasos
¡ay Dios   cuánto cuesta salir y terminar lo que empezó Ahab!

quema el hábito   las maldiciones   el destierro
las nuevas partituras que nos avergüenzan

en el estruendo de ciertos lujos y sofoques del cuerpo
¿tienen posibilidades mis noches más cautas?

no demasiadas en el vientre de las muchedumbres
en el azar de las ciudades

y las alucinaciones que tenemos fuera de la multitud
¿son pequeños museos de nuestro carácter?

pinos miserables de cientos de años
temiendo crecer en el bosque más denso

aplomos grisáceos al mediodía
noches cayendo como papel picado

sin tiempo para contar
sin palabras para herrar

inducidos a las brujas que buscan comerse sus gestos
rara vez insomnes como para decidir alejarlas

ya en silencio   desprovistos   sumidos
sin momentos Ah Um

los ojos llorosos de las lápidas
suman y restan los hijos por educar

¡bien bien!   por la determinación que nos brinda el mar
por la rara vez que nos juntamos a cantar

sobre los merecimientos de la tierra encendida
y las rasgadas mantas de humo del cielo

se desprestigiaba tan rápido   Dios
perdiendo el ensordecedor ego

quema una espera   una espina   todo el rosal
intrusiones en la naturaleza

una pieza discordante
para atemorizar a los viejos expertos

del socialismo con sus parecidas alas
del capitalismo con sus musgos inmejorables

mañana   para que retrocedan las mareas
dirán que el caos es un cáncer

reza frenéticamente al tarot
aunque también digan que es un cáncer

¿adónde iba?
¿adónde nos prohibían ir?

si me obligaran a poner cientos de botellas en el mar
no podría   luces herejes para los cachalotes

lo simétrico de envejecer y las postales de la burguesía
son el ingenio absoluto de la muerte

mejor con salmos extraños
que puedan acercar bellas manos desconocidas

cuando las naciones eran de arena
nuevos monasterios se fueron construyendo

como cientos de tormentas cayendo
con determinaciones nunca antes escuchadas

y las músicas atrajeron más cuerdas y ángulos retorcidos
partituras que sólo disfrutaron los animales

chacareras y carajos nos embelesaron
todos los cantos fueron de voces angustiadas

¡ay   como duelen esos desabridos que hoy caminan horrorizados
entre esos campos de sal y aceite!

silencio de los abismos entre los que se dicen “camaradas”
nadie castiga al poeta incapaz que se relame con la luna

y descubrimos que la pieza que nos falta de la caja de música
es la que nos tiene agarrados del cuello   enmudecidos

¿quién creó lo que el asma corta del aire?
ese maravilloso accidente que se encuentra sin idioma

¿qué creo?
que el rojo es un color amenazado

quema una parodia   una escena   todo el teatro
desvanece la obra ante los públicos silenciosos

yo no responderé tu ataque detrás del vidrio
aunque signifique volverme un diablo con brotes de luz

mientras nos preguntamos quiénes somos
mandemos las excusas al más allá

y quizás las sombras   tú o yo
seamos los ajos y colibríes del amor

serpientes sobre pararrayos
que explicamos porqué la excitación es solidaridad y festín

por eso amor mío
quema la vida   la fatalidad y los pesos soñados

la marimba o tal vez los cuervos que caminan nuestro jardín
sean más creíbles que las noticias y los gustos

vamos abajo   hasta los desbordes más profundos
a costas bravas de alcoholes y pañuelos perfumados

donde no se conoce el ritual de juntar las palmas
y se agradecen los alimentos al bosque

gerentes   números   corbatines y registros
garantías que hasta ayer flotaban visibles

yo me obsesiono   ¡putas seducciones!
vuelvo siempre a los márgenes de los gatos y los fantasmas

vuelvo a abrirles la boca a los perros y a besarlos
¡qué inquieta es la palabra calada por el cuchillo de la soledad!

los vicios empobrecidos   ingenuos
más radicales que los contornos de un violín

como van muriendo las formas
como van naciendo montones de espesores para no querer

quema un aforismo   un soneto   un placer
brilla una presencia pero sin descuidar a quien somete

destapo un corte de mi cuerpo   lo llamo vaciamiento
sobre el manto del campo se disponen mis alas a morir

¿vas a correr?
hazlo descalza   hermosa   con la sombra resuelta

aun en la duda ingenua de todos los días
¿arañar las raíces que algún animal anhela o danzar para festejarlo?

subidos y ligeros
manos   pies y cabezas desaforadas

quema el poder   quema vellos carismáticos   quema o desaparece al sol
¿es sólo dolor o necesidad de cura la traición de los poetas?

los equilibristas de hoy levitan como máquinas
y nuestras ranas prueban suerte sobre las barricadas o atadas a una proa feroz

¡que la siesta se estimule con nuestra respiración!
¡las plantas   las sedas y los brutos también sospechan!

sin prisa por tocarnos
miramos al muerto con burla

gotas desterradas hasta de los llantos   saltamos las costuras del mundo
¡cómo nos acecha la idea de la lluvia que no para!

entonces quema   quema los besos
quema o crece

quema el Bautista   quema el recuerdo   quema el óleo
que también reposa Leonardo   olvidado de los géneros

quema las palabras preferidas
catedral   enjambre   psicoanálisis

¿la prostitución del oeste o los silencios miserables del este?
llega un pájaro inquieto y me jura que lo ha visto todo

representaciones   robos   botines
felicitaciones leprosas   negaciones insólitas

instantes encarcelados
el tiempo es un impulso que no nos soporta

secos pálidos incoloros
el porqué se lo atribuimos a la debilidad del sol

sitios de espumas   de comodidades   de distracciones
cuando estábamos esperando una ballena

¡qué corrupción seductora
lo de explicarme todo antes de hacerlo!

siesta de damas y tableros adentro
mientras simios encasquetados deshonran el juego afuera

babel toda otra vez
por culpa de las noches ennegrecidas por las bombas

juntemos todos los pecados
y sentémonos a descifrar la geometría de la culpa

los cuerpos de carnes tristes también se pintan
aunque las instituciones vaporosas nos sobrepasen

quema o magia   1979 nuevamente para mí
aunque intenten llenar de oro los vasos y las angustias

¡ay callado y tibio
que te permites lo correcto y ni siquiera te relames con el sexo!

¡cuánta cuña con la embriaguez de Rimbaud!
el suficiente destino de arder con África

hoy entre tantas cosechas   entre tanta gula
el hombre ha callado el hambre del curioso

una forma desgraciada de llegar al no
sin panzas retorcidas ni arpones colgando

en el triste allá
que nos olvida necesariamente

ya sin el prisma de la naturaleza
malicias de sirenas se atreven a buscar nuestros cuellos

por eso quema el premio   el brillo del placer legado
el primer beso que recuerdes del dueño de las serpientes encantadas

Por favor, deje su mensaje

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s