Diebwolf / Al concreto extraño berlinés
Encuéntrame en el carnaval o en las antenas,
parecen decir los berlineses desde sus bicicletas furiosas.

Pájaros quebrados que nacieron de un huevo histórico,
hoy juegan rayuela y componen acrobacias en sus pintadas.

Una muchacha en Wilhelmstrasse llama; atendamos su belleza,
corramos insomnes pisando la noche.

Pero inquietos ante metales desconocidos y cristales verdes;
parpadeamos intuitivamente.

Voces grises del Spree, como olas animales,
nos recuerdan cuánto pesan aquí las sombras.