Fragmento de “Las Horas Peronistas”, poema en constante rutina
Argentina es una piedra de horas peronistas:
Garras y nervios la recortan de los mapas y la cuelgan como un reloj viejo,
en el fondo de los pesares, cerca de las fotos de nuestros padres
y del altar guardado donde todos nos hincamos.