Hermandad…
Como el andar de las lágrimas y la fuga del río,
sufre el fuego que se apaga y la noche caída.
En el zigzag de una serpiente o en el susurro de las misas,
las dudas de Tsara y las semillas de Emiliano Zapata;
errantes sepulturas para pensarnos hoy.
Voa bicho canto y nuestro amor se eleva también.