Desarticulando la Peste / Palabras Textuales / Marcas sobre Albert Camus
El mar incluso había perdido su azul profundo
Continuaban teniendo opiniones
Jaffa y sus odiosos mendigos

-Está con los otros, este canalla -repetía
-¿Qué otros?
-Todos los otros

No hay lugar para la pasión en semejante universo
Pero no siempre se quiere uno
Recomenzar
-No, es capaz de sufrir o de ser feliz largo tiempo

Ya no había destinos individuales
Del mar, revuelto y siempre invisible, subía un olor de algas y sal
“Hay quien todavía es más prisionero que yo”

Hubo que reflexionar
El progreso es incontestable

…más eficaz cuanto más mediocre…
…hábito de la desesperación…
…todo se volvía presente…

-Sí -dijo Rambert-, puede, puede uno tener vergüenza de
ser el único en ser feliz
-Nada en el mundo merece que se aparte unos de los que
ama. Y sin embargo, yo también me aparto sin saber por qué
…cálculos caprichosos… el milésimo del año, el número de muertos
y la suma de los meses pasados bajo el imperio de la peste
Había con certeza el bien o el mal

…misma felicidad que no olvidaba nada, ni siquiera el asesinato