Sombras y cartas vuelan en la noche más asesina mientras un gato se desliza
Un gato en problemas con los secretos
fue el testigo ingrato del tarot
Así comenzó a no poder ver los arcanos
de la noche más asesina
Un gato en problemas con las cartas
descubrió que no puede ser un discípulo de la fortuna

Del alma del gato
no quedan demasiados oros o estrellas
Pensó en preguntar si lo amaban
pero decidió caminar luna abajo
y lamentar la angustia   luz y noche anduvo así
Así me lo contaron   y así lo cuento

Se lo susurró Pamela Colman Smith a Thelonius Monk
Lejos de los techos más calientes el gato arqueó el lomo
y   en acuerdo con sus cartas   pensó en morir esa noche de luna precisa                           Sí   las cartas son fieles   pero también se encargan de cobrar

Nosotros   sin Pamela ni Monk   vemos como se pierde la historia
Quizá lo convenció el grito de alguna ola del muelle
quizá saltó ahí mismo y se entregó a las piedras de la calle
creyéndose un gato sin suerte