Pasado espejo
El ocaso del sexo
una incertidumbre mansa como un perfume al aire
que crispa el estómago y el alma
Se trata de recordar mientras uno se adormece vestido y rendido
retorciéndose a miles de kilómetros
con las horas repetidas
Ludmila en las noches del barrio contra los muros húmedos
noches de noviembre
La traición al amigo
Ella era terrible ya antes de eso   podría observar
Y yo también
El reflejo me devuelve al alba encontrándome confuso entre las sombras                     fulgurita del litoral
Maldigo a mi rayo creador