Fue noticia mañana
Apartados todos los arquitectos de sus labores   la tierra se rearmó sola y hubo fiestas por las noches
Los caciques volvieron a sacrificar ante la mirada divina
Calatrava fue el primero en perder   dicen que sonrió   mientras que Meier lloró como un triste mendigo