Western de dos pesos / Insaciable (parte III)
Me abalancé y le vi los ojos como dos lunas… tenía miedo… yo no… después… bueno simplemente no hubo ninguna señal que me detenga… ningún pájaro ninguna campana… así que decidí continuar… lo maté y busqué la frontera…
El juez bajó la vista, el héroe no…